La capacidad de establecer relaciones o redes.

Aprovechemos las innovaciones de los demás hagamos redes, las nuevas tecnologías ofrecen una nueva forma de organizarse y conseguir innovaciones, los recursos humanos y el talento innovador pueden conseguirse en el mercado a través del outsourcing. Con Internet y las nuevas tecnologías de forma rutinaria y con un bajo coste las empresas se relacionan con sus clientes, proveedores y trabajadores, de manera que su especialización, permite la creación de nuevos productos, lo que se conoce como innovación de producto, los free-lance, las consultoras especializadas, hacen que se creen gran cantidad de productos y servicios nuevos. Gracias a la globalización y a las nuevas tecnologías que las organizaciones, han ampliado tanto su mercado que los productos y servicios que ofrecen ayudan al desarrollo de otras empresas a través de la colaboración en red. La tecnología permite que las empresas deleguen a las demás organizaciones – en una distribución de la creatividad- esencialmente por la innovación del outsourcing a través del trabajo en redes. Distribuyendo la innovación a través de la cadena de valor, las organizaciones pueden reducir sus costes y llevar productos nuevos al mercado eliminando de sus estructuras de organización la jerarquía y las estrategias de control total.

Anuncios

Oportunidades de negocio

Se han identificado, hasta ocho oportunidades de negocio para la pyme relacionadas con el e-busniess, oportunidades accesibles para las pymes tecnológicamente hablando, y que seguro  ayudaran en el nuevo entorno competitivo y productivo de la industria manufacturera. Estas tendencias se encuentran en tres amplias áreas de la actividad económica, dos relacionadas con la dirección de la empresa (el management), o si se prefiere con la capacidad directiva de los empresarios emprendedores y una tercera relacionada con el efecto del uso de la información y las nuevas formas de organización, en otras palabras, el capacidad directiva para establecer relaciones o redes, el management del capital humano, y la incorporación del conocimiento a la actividad económica.

La gestión del conocimiento en las pymes, un recurso estratégico y una ventaja competitiva.

En un momento de cambio en las pymes como el presente, no es habitual la motivación el apoyo y el reconocimiento de los logros conseguidos por personas en la aplicación de sus conocimientos, ni el estímulo en la asunción de responsabilidades, la creatividad o la innovación. Tal vez ello sea debido, a que tal reconocimiento podría llevar implícito una compensación retributiva mayor. Los responsables de la pymes “sólo de vez en cuando” revisan y mejoran su liderazgo tomando medidas para la gestión del conocimiento y sólo “puntualmente” se implican en las actividades de mejora del conocimiento.

Así, se detecta que no hay políticas claras de gestión de personas sobre el compromiso, la mejora del desempeño, la contribución de las personas y la igualdad de oportunidades. En general, las herramientas de gestión de personal no están orientadas a favorecer la gestión del conocimiento”.

La gestión eficaz del conocimiento en las pymes y la capacidad de éstas para aprender más rápido que sus rivales y optimizar ese conocimiento, se ha convertido en un recurso estratégico y diferencial que, mediante una gestión más eficaz y eficiente, le aporta una indudable ventaja competitiva.

Se trata, según recoge Premya Consultores, sobre un estudio de Intangibles para el cual se selecciono una muestra de 60 empresas y organización de la base de datos de Pérez Moya Asesores, y analizadas en entre el mes de diciembre de 2007 y enero de este año. Sobre la gestión del conocimiento organizacional en el entramado empresarial de las pymes y las organizaciones que les sirven de apoyo, y que deja claro que, efectivamente, la gestión del conocimiento “es uno de los conceptos más notables de la dirección de empresas”.

Según el estudio, el conocimiento al que se da mayor importancia es aquél que procede del interior de las organizaciones, siendo el más valorado el conocimiento tácito que reside en los equipos de personas. El tipo de conocimiento más valorado es el que tiene que ver con los clientes de la organización.

Para la mayoría de las pymes encuestadas; el 70 % todas las áreas de la organización están relacionadas con la gestión del conocimiento y se considera imprescindible que la información esté siempre actualizada.

En el 48,% de los casos se otorga la responsabilidad en esta cuestión a la dirección general. Para el 44,%, sin embargo, corresponde a todos los miembros de la organización en sus respectivas áreas.

Casi el 20% de las pymes encuestadas ya está trabajando en la materia. La mayoría de las iniciativas se relacionan con la captura y reutilización del conocimiento estructurado, aunque en el mismo porcentaje (80%) las organizaciones no tienen protegido legalmente su conocimiento.