La Innovacion TIC: productividad y competitividad y mercado de trabajo.

La_WEB

Historícamente la innovación es una de las causas del progreso tecnológico, el uso intensivo de la tecnología como todos sabemos incrementa la productividad, que es una relación entre la producción y el nivel de recurso utilizado (capital o trabajo). El análisis de la relación entre tecnología y economía consideraba tradicionalmente a la tecnología como “la caja negra” y en teoría “lo tecnológico” ha circulado en un sentido unidireccional o Sigue leyendo

El impacto de las TIC las tendencias en el mercado de trabajo en la UE.

union-europea

La UE

El mercado de trabajo en la UE, por el impacto de las TIC sigue dos tendencias principalmente.

1.- La flexibilización de las relaciones laborales.

Que viene explicada desde la crisis de los años 70 cuando se rompió el modelo productivo de crecimiento económico de la denominada “edad de oro del capitalismo”(1950-1973).

Entre los rasgos del modelo productivo de este periodo cabe mencionar:
a)    La existencia del pleno empleo.
b)    El crecimiento de la productividad industrial y del trabajo, el crecimiento salarios reales debido al desarrollo de nuevas tecnologías (productos sintéticos y microelectrónica) y a la extensión del fordismo como forma de organización del trabajo.
c)    La ampliación de los mercados por efecto, del crecimiento de los salarios reales, de la expansión del crédito al consumo y de la generalización del consumismo.
d)    La construcción de los Estados del bienestar con amplias redes de protección social.
e)    La contribución de los Estados al crecimiento de la demanda por la expansión continuada del gasto público (Keynesianismo).
f)     La consolidación de la regulación sindical democrática.

La crisis de los 70 causo importantes transformaciones en los procesos de producción, en las relaciones laborales e industriales. La caída de la rentabilidad motivó un descenso de las inversiones y desencadeno procesos de restructuración. Para salir de la crisis se busco una mayor flexibilidad en la producción y en particular en la organización del trabajo.

En las últimas décadas, la creciente competitividad por la apertura de los mercados debido a la globalización económica y a la aplicación de las TIC, esta tendencia hacia la flexibilización se ha visto reforzada. La flexibilidad económica en general puede definirse como la capacidad de los individuos e instituciones de adaptarse a los continuos cambios en productos, procesos y mercados. La flexibilidad del mercado de trabajo forma parte de la flexibilidad económica general.

Dos son según Martín Carnoy(2000) los modelos de organización del trabajo flexible:
a)    Producción en equipos: formación de los trabajadores; participación de los trabajadores en la toma de decisiones; incentivos salariales; seguridad en el empleo.(Sistemas que se apartan del fordismo y se acercan al toyotismo) Y.
b)    Reducción de costes: disminución de costes mediante la subcontratación, o el outsourcing, trabajadores eventuales, contratación a tiempo parcial, trabajos por proyectos, directivos interinos, la reducción de los salarios mínimos, menor protección laboral, etc.
Martin Carnoy (2000) señala la  posibilidad de la coexistencia de ambos modelos de organización en una misma empresa.

2.- La segunda tendencia del los mercados de trabajo en la UE, hacia un nuevo modelo productivo derivado del impacto de las TIC, es la creciente individualización de las relaciones laborales.
Los cambios en la organización del trabajo relacionados con la aplicación de las TIC están provocando una creciente individualización de las relaciones laborales. El modelo tradicional de un empleo permanente, seguro y de jornada completa está experimentando importantes cambios. En este sentido están surgiendo relaciones laborales que se caracterizan por:
a)    Empleo temporal: con condiciones laborales precarias y de mayor inestabilidad. En España se ha impuesto un mercado de trabajo dual formado por un mercado caracterizado por la estabilidad en el empleo, buenos salarios y condiciones laborales; y otro mercado laboral donde proliferan los contratos eventuales, la precariedad de los salarios y de las condiciones de trabajo. La  excesiva rigidez laboral del primer mercado se compensa con la flexibilidad del segundo.
b)    Trabajo mediante agencias de trabajo temporal;
c)    Trabajo a tiempo parcial;
d)    Autoempleo;
e)    Teletrabajo;
f)    Trabajo destinado a proyectos.
Por último indicar que estos cambios de patrones de crecimiento, flexibilidad e individualización de las relaciones laborales, junto con los cambios en la estructura ocupacional, estan contribuyendo a la erosión de las negociaciones colectivas sindicales, no obstante se estan creando nuevos ámbitos de negociación de carácter supranacional.
Los cambios en las relaciones laborales conducen a la aparición de nuevos elementos de negociación colectiva, incrementando la complejidad de la negociación tradicional sobre salarios, jornada. Los sindicatos negocian más sobre flexiguridad; conciliación de la vida laboral y privada; seguridad e higiene y la previsión de riesgos laborales; la formación profesional continua, etc.

La crisis de la ciencia económica

La crisis de la ciencia económica

¿Pero qué está pasando aquí? Me temo lo peor, sabe usted señor. Es un poema de la balada de un hombre flaco (Bob Dylan).

Desde finales de siglo y lo que llevamos de éste en el campo de las ciencias sociales, lo que está sucediendo, está agrietando el muro académico relacionado con las ciencias económicas.

El análisis económico, se ha separado en numerosas ocasiones del mundo real, los modelos matemáticos de análisis económico, están quebrando igual que lo hizo el Lehman Brothers, que aplicaba el modelo Value at Risk (VaR), tan sólo una muestra, al modelo VaR, de le ha culpado de la crisis económica actual por el Comité de Ciencia y Tecnología del Congreso de los EEUU, que juzga por primera vez en sede parlamentaria el impacto de un modelo matemático teórico sobre el mundo real.

Las sospechas continúan y se ciernen sobre la eficacia de la ciencia económica como método eficaz de enfoque de una ciencia exacta donde los supuestos de partida, se separan de los “sentimientos humanos”, en palabras de Martín Sevilla, (dominical del diario información del 25/10/2009). Esto es se apartan a una segunda fila las personas de un mundo regentado por el funcionamiento “armónico” de las fuerzas del mercado. En el modelo matemático de análisis económico, la oferta se iguala a la demanda.

La caída del muro, ahora hace 20 años, puso de manifiesto la evidente caída de los regímenes comunistas, seguida de la transformación china y del bastión cubano, que también son reflejo de crisis de la ciencia económica, en su análisis matemático aplicado a la planificación central, por llevar a creer nada más lejos de la realidad que se puede controlar y dirigir la economía, mediante el equilibrio numérico fuera de la acción de los seres humanos.

No acaban aquí las cuestiones, la transformación de la ciencia económica también se evidencia, en la aplicación de los principios  rigen en la economía, los rendimientos decrecientes, que todo el mundo sabe, que en economía la base su método es el análisis físico de los recursos como bienes limitados, su agotamiento o la transformación natural. El Premio Nobel de Economía de este año ha ido a Elinor Ostrom, de la Universidad de Indiana, por su obra “El Gobierno de los Bienes Comunes” su estudio dirigido al aprovechamiento de bienes como los pastizales y recursos forestales, las pesquerías, los ríos y acuíferos, es también una muestra de la crisis de la ciencia económica. Enseguida los economistas más antiguos, que se quieren incorporarse al cambio, han dicho, sí, de acuerdo, es aplicable, también al uso de los pozos de petróleo, yacimientos de gas, y de la energía. Pero sorpresa, eso no es lo más importante para los que los retos de la ciencia económica, respondan a lo que la academia no ha querido ver, y es que se ha sustraído el reconocimiento de la transformación de la ciencia económica, por el gobierno de otro tipo de bienes, como son las redes de Internet y los sistemas informáticos, y es que estos bienes, más que saturar los recursos lo que hacen es multiplicar sus efectos y su potencial al incrementar, el acceso de los usuarios a la información y romper la asimetría de los mercados creando al mismo tiempo intercambios de información que producen a su vez un conocimiento, que no se agota con su uso.

El conocimiento, entendido como recurso económico, más que agotarse crece, por lo que asistimos a la crisis de la ciencia económica, al poner en entredicho, que un consumo extinga un recurso, esto produce muchas y varias externalidades. Al contrario, el recurso conocimiento crece cuanto más se usa. Los modelos de crecimiento económico que estudian estos efectos se denominan en la ciencia económica, como modelos endógenos, y su principal exponente es P. Romer de la Universidad de Stamford, cuyos proyectos se pueden ver en www.chartercities.org/ y al cual le podrían haber dado el Nobel, pero no, el muro físico y material sigue predominando en la ciencia económica, hay una norma no escrita.

La grieta no solo se manifiesta en el campo del análisis macroeconómico, también en el de las empresas, porque en este entorno tan cambiante influido por el impacto tecnológico, sirve los procedimientos de calculo de resultados como el contable para medir los hechos económicos, la respuesta puede ser afirmativa, pero se condicona cuando esos hechos son relacionados con la creación de bienes intangibles. Los métodos contables sabemos que reflejan siempre un hecho pasado, es el espejo retrovisor del vehículo, si en el análisis microeconómico las empresas quieren alinear el cambio y la estrategia deben de medir con otras técnicas estadísticas, distintas de la contabilidad, la gestión del conocimiento y de los recursos humanos se presenta aquí como un aspirante a ayudar a ello, como ejemplo tenemos el Balanced Scorecard de Caplan y Nortom, a los cuales por esta creación también les podrían haber dado el Premio Nobel.

La reflexión final es que a la ciencia económica le va mal, tiene el reto de explicar como los cambios que se están produciendo en una sociedad tan abierta y necesitada de soluciones, y no puede pero intentará ayudar a la humanidad, o a los más ricos y poderosos como hasta ahora, salvo que lo haga pronto, otros tendrán que hacerlo desde el mundo de las ciencias sociales, si no se puede desde el muro físico.

El mercado de trabajo y el sector TIC

La UE

La UE

Se dice que el sector de las TIC, creará en Europa cerda de 6 millones de empleos, y contribuirá en mayor medida a la creación de empleo en los mercados de trabajo de la UE (cabe señalar que existen diferencias muy significativas entre los países miembros) en algunos países como en España, que le toca la presidencia de la UE, Irlanda y Reino Unido, se crea empleo en TIC, a la vez que aumenta la tasa de desempleo.

La correlación positiva existente entre el crecimiento económico medido en términos del PIB y la creación de empleo, también es motivo de debate, en ámbitos académicos que no consideran la demanda como el mejor indicador del crecimiento y del bienestar de la sociedad, siendo  indicadores como la mejora del capital humano y del medio ambiente, los que se tienen en cuenta a la hora de valorar el crecimiento económico,  los modelos endógenos de crecimiento y bienestar de la sociedad.
Tradicionalmente las dimensiones del mercado laboral, se miden con indicadores como la creación de puestos de trabajo, la tasa de empleo y la tasa de desempleo. Para analizar el sector de las TIC y el mercado de trabajo no debemos fijarnos únicamente en la creación de puestos de trabajo en el sector TIC, que engloba Internet, el teléfono móvil y las industrias de más amplios contenidos digitales, la industria de la información, servicios audiovisuales, etc., etc., y esta presente en todos los sectores de la economía, y su efecto sobre el mercado de trabajo dependerá del tamaño de la población activa dispuesta a entrar en el sector TIC. Así, si la población activa crece más que los puestos de trabajo que se crean, la tasa de desempleo aumenta y la de empleo disminuye. Una fuente de información al respecto del auge que están teniendo las TIC, la podemos encontrar en http://www.investinspain.org/
Otra dimensión importante del mercado de trabajo es la cuantificación de la distribución del empleo entre sectores. El trasvase de empleo de unos sectores a otros, así como un aumento del empleo que utiliza la información como un input y con características transversales, ponen en cuestión la medida del empleo sectorial, y evidencia la gran capacidad de las empresas para crear nuevos sectores, de hecho hay un profundo cambio que ha sido necesario abordar en la forma en que se clasifican los sectores. El Standar Industrial Classification System (SIC, sistema de clasificación industrial estándar), de medio siglo de vida, fue sustituido en 1997 por el North American Industry Classification System (NAICS). Ampliando los sectores que recogía el SIC. El sector servicios según el antiguo sistema, abarca ahora siete sectores que van desde el sector de la información hasta el cuidado de la salud y la asistencia social.

Los llamados por W.Chan Kim (Boston Consulting Group) y Renée Mauborgne como los  océanos azules (Blue Ocean Strategy: How to Create Uncontested Market Space and Make the Compettition Irrelevant) fuente decrecimiento económico, como fue el caso del circo del sol, estrategia empresarial de búsqueda de innovación y competitividad, si retrocedemos 100 años los sectores actuales del automóvil, el discográfico, el de aviación, el farmacéutico, y el de la asesoría de gestión empresarial, no existían, si retrasamos sólo 30 años, no existían la telefonía móvil, los fondos de inversión, la biotecnología, el café bar y el vídeo doméstico, por citar sólo algunos. Si adelantamos el reloj 20 años ¿cuantos sectores que hoy en día son desconocidos existirán entonces?
Dejando de un lado la Blue Ocean Strategy, lo que sería motivo de otro post y centrando la distribución del empleo por género como otra de las dimensiones del mercado laboral, que hay que mencionar, ya desde los años 70 se observa una incorporación masiva de las mujeres en el mercado de trabajo, lo que ha generado un aumento de la tasa de participación femenina, pero siendo todavía muy inferior a la tasa de participación masculina. La tasa de participación femenina es muy desigual entre sectores, destacando su reducido peso en el sector paradigmático de las TIC.
La estructura generacional es otra dimensión importante del mercado laboral. El envejecimiento general de la población genera una reducción de la población activa y, por tanto, de la oferta de mano de obra, esto se está produciendo con importantes carencias en transmisión de conocimiento principalmente en sectores industriales tradicionales, que tienen todavía conservan potencial de crecimiento y estabilidad, debido a sus redes físicas e interrelaciones industriales, que no son fáciles de trasladar y que se convierten en ventajas competitivas, para estas industrias, textil, calzado, alimentación, etc..
Otra dimensión del mercado de trabajo es la estructura ocupacional, las TIC han provocado que ocupaciones de alta cualificación adquieran más peso, pero existen demasiadas barreras de entrada en mercados de trabajo muy rígidos, en la mayoría el capital humano dispuesto a entrar, no puede por las barreras de la estructura legal e institucional. No obstante, también se pueden crear nuevas áreas de trabajo para ocupaciones de baja cualificación.

Las barreras de entrada, los fallos del mercado y los mecanismos de intermediación. El mercado de trabajo como hemos visto se  caracteriza por su multidimensionalidad, pero también por su heterogeneidad y falta de transparencia existente tanto en el lado de la demanda como en el de la oferta (los fallos de mercado), en ello las TIC tienen gran importancia, en la ruptura de asimetría de la información, si se quiere modernizar los servicios públicos de empleo, que no olvidemos tienen como objetivo aumentar la transparencia del mercado de trabajo, para lograr eficiencia en su funcionamiento, y responder a las necesidades de la política económica en el mercado de trabajo.  Los servicios privados de empleo por su parte aprovechan las TIC, como las redes sociales, y el uso de Internet para cubrir la demanda que no suele hacerlo por los servicios públicos debido a su ineficiencia. Las TIC han aumentado la flexibilidad del mercado de trabajo, lo que reduce la permanencia en los puestos de trabajo, hecho por el que los mecanismos de intermediación son más demandados, la contratación por proyectos, el management interim, las figuras temporales de contratación para ejecutivos, son cada vez más demandadas, en algunos ambientes se les ha llamado como el modelo de equipo de fútbol.
Por último la globalización de la economía, nos ha traído igualmente la necesidad de coordinar los diferentes servicios públicos de intermediación para facilitar la creación de un mercado de trabajo global.

Las redes sociales y el trabajo.

Redes sociales de Internet

Redes sociales de Internet

Las relaciones laborales son una forma de red social que podríamos situar después de la comunidad y la familia. Existen varias redes sociales (por ejemplo las de amistad) con diferentes características (por ejemplo existencia o no de reglas normativas).

¿Cuál ha sido el impacto Internet en las relaciones laborales? Existe un debate muy profundo, según Castells (2001) Internet no genera un mayor aislamiento o una menor interacción de los individuos, sino que contribuye a la transformación de las formas de relacionarse, incluidas las relaciones laborales. Por otro lado, esta perfectamente demostrada una correlación positiva entre la sociabilidad física y la virtual. Los individuos que disponen de una mayor red social física utilizan más Internet, evidenciando que ambas relaciones son complementarias y no sustitutivas. En los individuos con una sociabilidad física débil, Internet tiene un efecto compensatorio, dado que estas personas lo utilizan para salir del aislamiento.

Tambien está demostrado que la sociedad de la información ha cambiado la relación entre el individuo y las organizaciones (empresas), y las organizaciones en sí mismas. Los rasgos distintivos de la organización virtual son: 1) una capacidad distinta (respecto a la organización  “tradicional”) de proporcionar apoyo a los individuos; y 2) su configuración en red, que hace no ser ya necesario la necesidad de coincidir ni en el tiempo ni en el espacio. Igualmente se ha constatado un auge del individualismo como tendencia en la evolución de las relaciones laborales.

Bueno pues sentado todo esto, las redes sociales y el mundo del trabajo estan perfectamente arminizados, los jovenes que buscan trabajo lo hacen a través de Internet, y una vez que lo encuentran constituyen redes sociales en su mundo laboral, por todo ello, en la sociedad de la información y del conocimiento se esta provocado una clara tendencia hacia la individualización y la flexibilidad de pqueños nucleos de relación laboral, ejemplo, el trabajo destinado a proyectos, el interin laboral, las nuevas formas de organización, las redes sociales permiten establecer muchos vínculos, que de otra forma serían demasiado complicado de mantener sin Internet.

Las personas y las organizaciones en su búsqueda de conocimiento (para la movilidad laboral o para el desarrollo profesional) usan tambien las redes como principal vínculo. Según Martin Carnoy (2001), hay tres tipos de comunidades relacionadas con el conocimiento en la sociedad de la información:

1) las comunidades de autoconocimiento.
2) las comunidades de uso del conocimiento.
3) las comunidades de producción de conocimiento.

En estas tres comunidades el papel de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) es muy importante, pero en cada una de ellas se hace un uso diferente del conocimiento.

A finales de los noventa, principios de siglo XXI, las comunidades virtuales sirvieron para lanzar nuevos movimientos sociales característicos, por ejemplo pro derechos humanos, feministas, ecologistas, sindicales, religiosos y pacifistas. Todos estos movimientos: 1) se organizan esencialmente en torno a valores culturales; 2) canalizan los intereses de personas y grupos que quieren organizar movilizaciones y campañas buscando un impacto mediático en la opinión pública; y 3) dada la creciente globalización, buscan un impacto global.

Pero ahora dada las características del mundo laboral, Internet se adapta muy bien a la interactuación social y por ello a través de Internet se consiguen diversos objetivos, entre ellos los empresariales y los de empleo de los trabajadores. Así, Internet pasa a ser una herramienta organizativa que pensada para la empresa como medio de comunicación y organización laboral y se ha convertido ya plenamente reconocida como un mecanismo de transformación del trabajo.

Por último si todo el todo el mundo dice, las redes sociales, han venido para quedarse, refiriendose a las redes de Internet, ¿que proporcionan las redes sociales a las empresas? Y ¿a los trabajadores?. estas son cuestiones que responderemos en los siguientes post.

La mejora de nuestro sistema de comunicación

solo es una mariposa aletenado las alas

solo es una mariposa aletenado las alas

Este cambio de ciclo, nos hace reflexionar sobre el fondo de los problemas que nos encontramos y la solución, la teoría del caos dice que un aletear de una mariposa produce un tsunami al otro lado del globo. Cualquier pequeño problema que tratamos puede desencadenar una crisis en nuestra organización. Esto nos exige capacidad de análisis, de extraer conclusiones y de aportar soluciones de síntesis, y la innovación es siempre un fruto de la reflexión.

Si nos fijamos un poco, muchos de los problemas remiten si tenemos un buen sistema de comunicación, esto significa aprender a utilizar los recursos disponibles, escoger adecuadamente las herramientas y presentar nuestros resultados de forma ordenada y clara.

Nos tenemos que comunicar más que nunca con las personas y colaboradores. Una inadecuada comunicación en estos momentos puede provocar un clima de inseguridad que lleve a nuestros clientes, colaboradores, empleados etc. a percibir un entorno negativo. Debemos de evitarlo, es vital revisar la política de comunicación, se debe generar compromiso y motivación, algo muy complejo si tenemos que atravesar por una situación adversa (congelación salarios, reestructuraciones, prejubilaciones, recolocaciones, despidos…). Debemos plantear el establecimiento de una serie de medidas compensatorias que aporten valor a empleados y directivos sin un aumentos de costes.

En período de crisis es cuando las empresas tienen que superarse a sí mismas y demostrar que tienen capacidad de respuesta y adaptación a los nuevos escenarios.