La gestión salarial en la crisis actual

salario

De las acciones más importantes que deben tomar las pymes en el entorno actual de crisis, desde nuestra visión, pasan por integrar todas las áreas de decisión, referentes a la fijación de la estrategia, no se pueden hacer planes aislados hay que integrarlos.

Hemos efectuado una investigación, obtenida sobre las actuaciones efectuadas por los clientes de PreMya Consultores. De un censo de 750 empresas, con más de un empleado y menos de 15, dedicadas a diversos sectores, agencias de seguros, comercios, editorial y artes gráficas, industria y artesanía, sanidad y profesionales. Sobre la implantación de un plan de acción para la gestión retributiva, es decir, el pago de los salarios, función muy relacionada con la gestión de recursos humanos, un área que junto con la tecnológica estamos intentando que se integren en las demás del organigrama de las empresas clientes, y la financiera, directamente relacionada con los resultados de las actividades económicas. Como se refleja en el siguiente cuadro.

Retribución_Resultados

La gestión económica de los ingresos, para pago de salarios está directamente relacionada con los resultados, por lo que entendemos que ayudar en la gestión de la organización hay que tomar medidas de gestión retributiva junto con otras dentro del área de gestión de recursos humanos, para mejorar el resultado. El escenario es el siguiente:

Mejora-Retribucion_entorno_crisis

El modelo de gestión de retributiva, en criterios de PreMya, es un modelo relacional, las relaciones personales se han convertido en la verdadera palanca de cambio y la principal fuente de creación de valor, al menos en estos momentos, en que para afrontar los retos en el entorno actual con garantía de éxito, se necesita generar un nivel de motivación superior en los emprendedores y profesionales. El modelo relacional es el llamado capital relacional y pasa por las posibles estrategias en la gestión retributiva. Lo que en el modelo de gestión del conocimiento, de Enrique Bueno, es una gestión relacional.

Lo que hemos observado, del comportamiento de nuestros clientes, en el ámbito de la gestión retributiva, está directamente relacionada con las conclusiones anteriores, sobre la necesidad de coordinar los criterios de tesorería y de relaciones, si lo enfocamos desde criterios de nuestra visión, debería suponer una mejora de la situación de crisis por la gestión de personas.

Las actuaciones más en el corto plazo, que se pueden prestar desde la gestión de recursos humanos, es en la gestión retributiva, que si las combinamos con el medio y largo, con estrategias de formación e innovación ven resultados mucho más eficaces y estructurales, crean mucho valor. Con estrategias de clientes, relacionado con ventas, y negociaciones, relacionadas con proveedores. Saber donde se encuentra el talento, los planes deben de hacerse a 100 días, como decimos en el esquema, en cuanto a la determinación de alianzas colaboradores, las innovaciones del cliente.

Los siguientes resultados, obtenidos de la muestra de clientes, dejan mucho margen para la actuación. ¿Acciones de mejora de la gestión retributiva?

Acciones_Mejora_Gestion_Retributiva

Las informaciones podrían diferir bastante en caso de una comparativa, a nivel sectorial debido a varios factores entre ellos, la estrategia o la falta de ella, planteada por las pymes en situaciones como la actual. Al respecto de una estrategia de mejora de la gestión retributiva en la situación actual, lo que hemos observado es que se diferencian el rendimiento, en la estrategia de salarios con aplicación en un 57%, de las pymes, la retribución considerada para la diferenciación es la retribución flexible, el caso típico es salario fijo más resultados o incentivos. La individualización de los incrementos salariales, también es una técnica adoptada, principalmente vinculado al resultado, no vinculado a la persona o el salario vinculado al desempeño destacado, por ejemplo para mandos intermedios o el relacionado con el talento o la relación con los clientes.

Diferenciar_Rendimiento

La gestión del desempeño, creemos que nos es muy bien comprendida, por las pymes, esta gestión supone ir directamente al resultado del negocio. La fijación de objetivos, de clientes, ventas, formación, procesos, son valorados en un 55%, aquí igualmente predominan criterios clave para el negocio y no actitudes, valores o comportamiento de los empleados.

Las mejoras de las comunicaciones suponen un 21%, considerado muy bajo, en ello están incluidos la gestión del clima laboral, una conclusión que hemos obtenido es que las pymes deben reforzar sus estrategias retributivas, mediante la comunicación directa, el silencio no es bueno, porque se puede entender “que no pasa nada”, hay que hacer llegar a nuestros colaboradores y empleados un mensaje claro de la relación que hay entre lo que se percibe y la marcha de la empresa. Dar incentivos sin decir porque y a quién, y no demostrar porque, es una forma dijéramos de tirar el recurso de tesorería, hay que dar ejemplo desde la dirección. Si no hay incrementos no hay para nadie.

Por último los beneficios sociales que podríamos situar en la conciliación familiar y profesional, está muy poco valorado, como estrategia para ganar competitividad, los beneficios sociales están directamente relacionados con un bien escaso como es el talento. Se pueden utilizar otros medios no monetarios, mirando al compromiso con visión de futuro, aunque esto está lleno de incertidumbre, mucha incertidumbre entre las pymes.

No obstante, nos interesa, referirnos a la evolución de los servicios de gestión retributiva, que vienen marcados por una tendencia que creemos que es hacia donde nos dirigimos. Las asesorías y gestorías más tradicionales, se encuentran igualmente en la necesidad de una adaptación, que en el mercado ya se venía demandando por los clientes, cada vez mayores modificaciones en la automatización de los servicios, en un proceso impulsado a veces por la administración, con el establecimiento de la obligatoriedad de las presentaciones tributarias de forma telemática, muy vinculadas a la gestión salarial, otras veces impulsado por las propias asesorías que con mayor incorporación de las TIC, o quizá con una mayor comprensión de lo que supone en la organización la mejora de las TIC al acceder a mayores fuentes de información, esto hace que los procesos sean continuos y de necesaria readaptación, cada vez se externalizan más procesos, las pymes vienen acudiendo al mercado en búsqueda de servicios muy variados, entre los más importantes se pueden destacar, desde el punto de vista de una asesoría tradicional. El cumplimiento de la legislación laboral y de Seguridad Social, las relaciones laborales, asesoramiento tributario, contabilidad mecanizada, estudios financieros, el asesoramiento mercantil, la legislación fiscal, la transformación jurídica de la sociedades, la planificación y control de la producción, el estudio y movimiento de tiempos, sistemas de primas individuales, salarios colectivos mediante la negociación colectiva. Y, otros servicios entorno a la organización de los centros de trabajo, la financiación de empresas, los procesos contables, el estudio de mercados, la selección del personal, la formación, la clasificación del personal. Y posteriormente surgieron empresas dedicadas a la orientación del marketing y la ejecución de campañas publicitarias.

Otros servicios, han surgido por el impulso y la exigencia del cumplimiento de la legislación entre ellos, tenemos los servicios de prevención de riesgos laborales, y otros como los servicios de adaptación a la legislación de protección de datos o de cumplimiento de normas de medioambiente.

En el momento económico actual, y en la que las tendencias son a la concentración de las actividades económicas, pensamos que esta evolución se encamina al crecimiento del tamaño de las micropymes y pymes. Por un lado las pymes para ganar competitividad con un mayor número de trabajadores, necesitaran reducir su tamaño, y por otro las micropymes con menor número de empleados necesitarán aumentar el número de empleados.

La competencia en un mercado en el que los nuevos canales de distribución reinventan la relación con el cliente una y otra vez, en el que para obtener resultados es necesario ser más eficientes, el reto es llegar más lejos invirtiendo menos recursos. Afirmamos que las personas son los recursos más complejo de las pymes y estas han de establecer estrategias en torno a las personas que las forman.

Las medianas y también las grandes empresas, tradicionalmente han sido capaces de anular las ventajas competitivas de las pymes. ¿cómo lo han conseguido?, a través de mayor inversión, en TIC y recursos humanos, o si se quiere inversión en capital y fichaje de directivos competentes. La inversión, o la disponibilidad de mayor capital ha permitido fijar la base sobre la que se compite, ahora en este momento la situación podría estar cambiando, las personas, son las que pueden realmente generar ventajas competitivas diferenciales, tanto en las micropymes, como en las pymes y los profesionales.

La gestion de personas en las pequeñas empresas.

¿Que tienen encima de la mesa las pequeñas empresas? Seguramente las pequeñas empresas, en adelante pymes, compiten en un mercado en el que los nuevos canales de distribución reinventan la relación con el cliente una y otra vez, en el que para obtener resultados es necesario ser más aún eficientes que la competencia, llegar más lejos invirtiendo menos recursos, es un reto en la mayoría de la empresas que quieren expandir su oferta.

La economía española es fundamentalmente terciaria, las medianas y grandes empresas han sido tradicionalmente capaces de anular las ventajas competitivas que las pymes consiguen a través de los niveles de inversión. La inversión en capital ha permitido fijar la base sobre la que competir, ahora en este momento las personas, son las que sobre la base creada, pueden realmente generar ventajas competitivas diferenciales, tanto en las pymes como en las otras empresas.

Podemos afirmar que las personas son los recursos más complejos de una empresa, una amalgama de expectativas, necesidades, percepciones, iniciativas y talento que nunca se repiten de una persona a otra.

La gestión de personas es la verdadera palanca de cambio y la principal fuente de creación de valor, al menos en estos momentos, en que para afrontar con garantía el éxito las empresas necesitan generar un nivel de motivación superior en sus profesionales, ayudarles a potenciar, en este post, vamos a considerar esta problemática que afecta a la Organización, a las Personas y al Rendimiento.

En Premya hemos realizado un estudio que pone de manifiesto cuales son las preocupaciones de las pymes en estos momentos y son los siguientes:

  1. Diferenciación por rendimiento. En el área de gestión de la retribución o compensación, el objetivo más buscado consiste en aumentar la diferenciación salarial del personal con desempeño destacado. Incrementos salariales de forma individualizada, retribución flexible.

    El mensaje, es claro, los niveles de desempeño superiores implican mejores carreras.

    Desde Premya, recomendamos para obtener este objetivo de diferenciación, actuar de la siguiente forma, en principio se fija un mismo nivel de retribución para todos los profesionales, articulando un sistema de desarrollo que permita que los profesionales con desempeño destacado obtengan un nivel retributivo superior.

    Si algún lector esta interesado, se le podrá facilitar, la herramienta de gestión retributiva.

  2. Sistema de gestión del desempeño. Debe estar diseñado a partir de objetivos adecuados, con recompensas, es necesario que se comprenda por los profesionales que su rendimiento afecta a los objetivos del negocio.

    Es necesario además fijar objetivos en distintas áreas, no sólo financieros, si no que clientes, procesos, marketing, formación, responsabilidad social, son objetivos estratégicos actualmente.

    La diferenciación debe completarse con el reconocimiento retributivo distinto acorde con la valoración.

  3. Dirección por objetivos. Las pymes, tienen que esforzarse en dos tipos de actuaciones:

    – Asegurar un mayor rigor y objetividad en la fijación y evaluación de objetivos.

    – Aportar un mayor coaching a los mandos. Es decir, dar apoyo a los mandos intermedios dotándolos de formación y herramientas para la gestión de sus equipos.

  4. Beneficios sociales. Para ganar competitividad es necesaria una compensación total de los profesionales que trabajan a nuestro lado.

    Las medidas de conciliación de la vida familiar, vida profesional, flexibilidad horaria, etc. son un tipo de actuaciones que se van consolidando en las pymes.

  5. Mejorar la comunicación existente. Optimizar las inversiones en Tecnologías de la Información y Comunicación, es un objetivo que ya se plantea en la mayoría de las pymes que hemos contactado.

En resumen encima de la mesa tenemos:
Diferenciación a través de la gestión retributiva.
Distintos objetivos de los financieros para los Sistemas de Gestión del Desempeño.
Coaching en la Dirección por Objetivos.
Medidas de conciliación vida familiar y personal
Mejorar los Sistemas de Información existentes.